Noticias 
Noticia Ampliada Versión imprimible Enviar por mail
Podría incrementar hasta 40% el inmobiliario rural en Santa Fe
05/12/2019 | Agritotal
Los diputados Mercedes Meier y Carlos Del Frade ingresaron el proyecto en la Legislatura con el objetivo de -crear un fondo provincial para resolver falencias alimentarias-.

 

Un proyecto de los diputados del Frente Social y Popular Mercedes Meier y Carlos Del Frade propone un "Impuesto al Latifundio" en la provincia de Santa Fe, que consistiría en un incremento de entre 30 y 40% en el Impuesto Inmobiliario según la extensión y la ubicación del campo, así como la naturaleza del propietario, ya que distingue entre personas físicas, jurídicas o extranjeros.

La iniciativa ingresó a la Legislatura el 21 de noviembre pasado y estipula que el producto de lo recaudado "será destinado a la creación de un fondo provincial para resolver falencias alimentarias de las familias santafesinas". El monto extra lo pagarán quienes sean titulares de superficies consideradas latifundios, que van desde las 501 hectáreas en la Zona Núcleo hasta las 10.001 en adelante en los Bajos Submeridionales y la Cuña Boscosa. La escala está organizada en 9 categorías a partir de una zonificación de valuaciones inmobiliarias de una empresa privada.

En los considerandos, el proyecto plantea otros objetivos ulteriores al de atender el problema nutricional de la ciudadanía. Por ejemplo, el de desvalorizar la tierra para facilitar el acceso a la misma. "Estamos convencidas/os que al gravar la gran propiedad territorial aportaremos con la absorción, por parte del Estado, de un porcentaje de la renta de la tierra, a provocar una deflación de los precios de la misma, una mayor oferta y la adjudicación en esta forma a los pequeños y medianos productores rurales", afirman los autores.

El texto también establece el criterio a partir del cual se consideraría a los sujetos del "impuestazo" actores privilegiados del sector. "Existen grandes extensiones de tierra rural que se van revalorizando sin más inversión que la que a realizado el estado en infraestructura". También se considera a los propietarios de grandes extensiones "los mayores beneficiarios" de las sucesivas devaluaciones de la moneda.

"El valor de la tierra tiene que ver con la infraestructura que el Estado hizo, además de la naturaleza propia", sostuvo la legisladora. Así, los "terratenientes" nativos que sean personas físicas pagarán 30 % más de impuesto; las personas jurídicas 35 %; y los extranjeros "particularmente en el Departamento Garay" abonarán un 40 % extra. Por ejemplo, en Rufino o en Esperanza tendría esta penalización quien posea más de 800 hectáreas; en Casilda más de 500; en Rafaela más de 1.000; en el corredor de la costa, desde Gaboto hasta el límite con Chaco, más de 3.000; en San Justo, Calchaquí o Reconquista más de 1.500; en San Cristóbal o Tostado más de 3.000; y en los Bajos o la Cuña quien posea más de 10.000 hectáreas.

El proyecto indica que "en caso de que el contribuyente sea propietario de más de un inmueble, deberán sumarse las superficies y valuaciones aplicándose la tasa de acuerdo a los totales resultantes". Cabe señalar que la zonificación, hecha en base al valor de la tierra, no contempla la aptitud del suelo, que muestra variaciones dentro de cada área demarcada. Esto puede determinarse cotejando el mapa del Anexo I con el de "Superficies Mínimas Por Regiones" (Ley 9.319) que establece una aproximación a la Unidad Económica Agraria (superficie mínima para una explotación económicamente sustentable) en toda la provincia. Así, por ejemplo, en Rufino se podría calificar como "terrateniente" quien tenga el equivalente a dos UEA's; o en los departamentos San Cristóbal y 9 de Julio, podría considerarse en esa categoría quien posea apenas 1,2 UEA's (3.000 hectáreas sobre las 2.500 que se consideran agronómicamente el mínimo para un negocio rentable en las tierras menso aptas). En el corazón de la cuenca lechera, incluso, donde la línea de corte para identificar "latifundistas" oscila entre 1.000 y 800 hectáreas y la UEA promedia las 200, existe una franja considerable donde se requieren 700 hectáreas como mínimo para tener rentabilidad positiva.

Meier reconoció que la iniciativa encontrará detractores en el sector, aunque también sostuvo que "el campo no es todo igual; algunas entidades nos están felicitando por el proyecto". Sí da por sentado que "va a haber resistencia de la Sociedad Rural que expresa esta oligarquía terrateniente que hay aquí y en la Argentina".

 volver

Dorrego 2584 S2000GER Rosario Santa Fe - Tel./Fax: 0341 5302750 - info@tortihnos.com.ar
Torti Hnos. S.R.L. Corredores de Cereales y Oleaginosas © Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC