Noticias 
Noticia Ampliada Versión imprimible Enviar por mail
Los márgenes de trigo y de garbanzo asoman positivos
22/03/2019 | la Voz del Interior
Ambos cultivos se proyectan, para el momento de cosecha, con una ganancia superior a los 100 dólares por hectárea. Las elecciones, un factor a mirar con atención.

 

En el marco de la primera Agrojornada del año, el economista de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Gonzalo Agusto, estimó que el margen bruto para el trigo se proyecta en 114 dólares por hectárea para la próxima campaña.

Este es el resultado esperado en el caso de que se mantengan los derechos de exportación vigentes, de cuatro pesos por dólar. Si las elecciones marcan la continuidad del actual partido gobernante, y que se cumpliera la promesa de quitar las retenciones, el precio del cereal aumentaría de 160 a 180 dólares por tonelada, y el margen aumentaría hasta 149 dólares por hectárea.

Pero también puede darse un escenario contrario: que vuelva al poder Cristina Fernández de Kirchner o algún candidato de su partido y que reponga las retenciones al 23 por ciento como cuando fue gobierno. Esto significaría achicar el precio a 135 dólares y el margen a sólo 36 dólares.

Combinado con soja de segunda, la diferencia entre los distintos escenarios electorales se potencia, al suponer que un triunfo del kirchnerismo pudiera reponer las retenciones a la soja en el 35 por ciento (actualmente es el 18 por ciento más cuatro pesos por dólar).

Sin cambios de política, esta rotación arrojaría 282 dólares de margen bruto; sin derechos de exportación, el saldo crecería a 491,3 dólares; con mayores impuestos al comercio exterior, bajaría a 134,9 dólares. 

“Pero eso es el promedio para toda la provincia. En algunas zonas, volvería a ser un cultivo inviable. Este año, al riesgo político hay que ponderarlo mucho más que al riesgo climático y al de precios”, admitió Agusto.

El garbanzo también

En cuanto al garbanzo, el especialista de la consultora Incrementar, Adrián Poletti, hizo una proyección de márgenes para diciembre, cuando se espera que las cotizaciones de la legumbre mejoren.

Según sus cálculos, el garbanzo dejaría un margen bruto de 247 dólares por hectárea, que se reduce a un saldo neto de 122 dólares en el caso de campos bajo arrendamiento.

Poletti aseguró que no hay que esperar un gran aumento de precios y que vuelva a cotizar cerca de 1.000 dólares la tonelada como ocurrió hace dos campañas.

De todos modos, sí hay posibilidades de un movimiento alcista hacia octubre-noviembre, época en que se cosecha el cultivo a nivel local. Su perspectiva es que las cotizaciones suban a entre 650 y 700 dólares la tonelada en el mundo. 

Para Poletti, las perspectivas productivas son buenas porque "el balance de agua en el suelo en el área garbancera está espectacular; hace años que no arrancamos tan bien en ese aspecto".

De todos modos, dijo que la falta de semillas limita la expansión de área. Y que esta situación, que obliga a usar grano como semillas, constituye un riesgo de enfermedades en un año que se presume llovedor, lo que obligará a invertir más en aplicaciones de fungicidas.

"Hay condiciones predisponentes a rabia, y perspectivas de mercado mejores que las actuales pero tampoco muy destacadas. Las actuales precios y futuros invitan a ser cautos a la hora de planificar el cultivo", recomendó Poletti. 

 volver

Dorrego 2584 S2000GER Rosario Santa Fe - Tel./Fax: 0341 5302750 - info@tortihnos.com.ar
Torti Hnos. S.R.L. Corredores de Cereales y Oleaginosas © Todos los derechos reservados • Desarrollado por LOARTEC